Toma un tomate, corta una rodaja y frótala en tu cara, espera 1 hora y mira el cambio en tu rostro

Cada vez es más conocido el uso del tomate como parte importante de la rutina de belleza. ¿Te atreves a experimentar sus beneficios?

Quizás te hayas preguntado ¿Por qué el tomate es bueno para la piel? Pues bien, la respuesta es muy sencilla: El tomate cuenta con un alto contenido de antioxidantes.

Los antioxidantes son perfectos para la piel. Este componente tiene el poder de combatir el efecto de los radicales libres y en consecuencia, prevenir el envejecimiento prematuro.

La mayoría de estos antioxidantes también son los responsables de estimular y aumentar la producción de colágeno. Gracias a ello, se retrasa la aparición de las arrugas.

Además de su alto nivel de antioxidantes, el tomate también contiene vitamina A y vitamina C. Ambas pueden mejorar muchísimo el aspecto del rostro y dejarlo mucho más limpio, suave y luminoso.

Mascarilla facial a base de tomate

Para tener una piel linda, no es necesario gastar grandes sumas de dinero ni asistir a las estéticas todo el tiempo. Una mascarilla tan sencilla, como la mascarilla de tomate surte los mismos efectos que la limpieza y la hidratación que aplican en los centros de belleza.

La mascarilla a base de tomate se realiza de la siguiente forma:

  • Busca un tomate grande y maduro pero que se encuentre en buena forma, es decir, que no esté blando. Si deseas, puedes hacerlo con un tomate frió para mejorar la sensación en la piel.
  • Corta una rodaja y frótala directamente en tu rostro. Asegúrate de que cada parte de tu rostro se encuentre en contacto con la rodaja de tomate.
  • No laves tu rostro. Espera a que el líquido que ha expulsado el tomate penetre bien en cada uno de tus poros. Debes esperar durante 1 hora.
  • Finalmente, lava tu rostro con abundante agua fría para terminar de tonificar tu piel.

¡Luego sécate con una toalla y listo! Observa bien tu rostro en el espejo y verás que ahora se ve profundamente limpio. Esto es posible debido a que cada uno de tus poros ha recibido una acción limpiadora durante 1 hora completa.

Algunos de los beneficios de la mascarilla facial a base de tomate

Muchos son los beneficios en belleza que se obtienen de esta mascarilla, entre ellos:

  • La piel se regenera gracias a la acción de la vitamina C.
  • Su uso constante estimula la producción de colágeno en la piel. Además puede prevenir el envejecimiento prematuro al evitar la formación de arrugas.
  • La piel luce mucho más limpia y saludable pues se remueven las células muertas y la suciedad de los poros.
  • Evita la aparición de granos. Es muy efectiva para tratar los brotes leves de acné.
  • Aclara las manchas. Si tienes manchas producidas por el sol o por cambios hormonales en tu organismo, la mascarilla facial de tomate puede ayudarte a aclararlas. Es bien sabido que la vitamina C es aclarante y el tomate contiene esta vitamina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.